Carlos Martín Acuña, Veterinario, Reproducción Eficiente

toro wall street2Como asesor veterinario en muchos establecimientos de cría muchas veces me toca oir las quejas de muchos clientes a la hora de tener que comprar los toros para el servicio.

Siempre trato de inculcarles que no deben perder de vista que están haciendo una inversión en genética y que aunque sean criadores y vendan sus terneros el 50 % de lo que los toros producen se las van a guardar como madres para sus rodeos.
No obstante la gran mayoría de las veces les cuesta mucho desembolsar los $ 15.000.= a $ 18.000.= que debieron pagar en el año 2012 para comprar un toro.

Desde 1985 a la fecha en que comencé a realizar la Prueba de Capacidad de Servicio (C.S.) en los toros en la Argentina, me he dedicado en gran parte de mi tiempo a difundir esta tecnología intermedia dentro de los colegas, estudiantes de veterinaria y productores.

Hoy en día creo que una de mis frases favoritas debería imponerse y lamentablemente aún nos falta todo un trecho para lograrlo:” Usar menos toros y de mejor calidad”. A continuación quiero comentarles una pequeña experiencia de las tantas que hemos realizado a lo largo de estos casi 20 años, pero al ser tan reciente tiene el valor de lo actual .

En el Establecimiento “El Rastrojo” de la familia Arieu, ubicado entre Azul y Tandil, sobre el arroyo de los Huesos se desarrolló un servicio estacionado durante 75 días, del 20 de octubre de 2003 al 5 de enero de 2004. Se entoraron 92 vaquillonas Angus de 15 meses de edad, que pesaron en el momento de comenzar el servicio 260/270 kg. de promedio, fueron seleccionadas por tipo y desarrollo de un lote de 300. Esta selección se hizo visualmente es decir no hubo un tacto previo para determinar ciclicidad ni área pélvica.

Estas 92 vaquillonas fueron entoradas con 1 toro Angus negro de 3 años de edad, con una C.E. de 36 cm. y de Alta C.S., negativo a enfermedades venéreas y brucelosis, apto clínicamente y con buena condición corporal. A este toro no se le analizó el semen previo al servicio. El % de toros en este rodeo era del 1,08 %. El recorredor observaba el rodeo una vez a la mañana y una vez a la tarde, casi todos los días.

El día 27 de febrero de 2004 se realizó el tacto rectal para diagnóstico de preñez y el resultado fue 87 vaquillonas resultaron preñadas y 5 vaquillonas vacías, esto es el 94,56 % de preñez, un excelente resultado. Un criador eficiente hubiera utilizado el 3% de toros o sea 3 toros, un criador promedio el 4% de toros y un criador conservador el 5%, que los hay. Es decir que pensando en un valor promedio de un toro Puro Controlado de $ 16.500.= estaríamos hablando de un ahorro de $ 33.000.=, $ 49.500.= y $ 66.000.= de acuerdo al % de toros utilizado del 3, 4 o 5 % respectivamente. En el primer caso se le podría pagar el sueldo anual a un mensual y así podríamos ir destinando los pesos que se estarían ahorrando por usar menos toros, de mejor calidad y sin arriesgar a que no se preñen las vacas o vaquillonas como en este caso. Este ahorro es sobre la base de un rodeo de casi 100 animales solamente.

La conclusión es que la tecnología está disponible a cualquier criador, más de 400 colegas han pasado desde 1991 a la fecha por un Curso sobre Examen de Fertilidad en Toros que dicto en Azul donde vuelco toda mi experiencia en C.S. y en una cabaña hacemos la parte práctica. Por lo tanto y como sugerencia a los criadores: consulte con su veterinario y anímese a usar menos toros y con la nutrición y sanidad controlada en su rodeo los toros harán el resto.

Hoy en día creo que una de mis frases favoritas debería imponerse y lamentablemente aún nos falta todo un trecho para lograrlo:
“Usar menos toros y de mejor calidad”.